6 mitos del aceite para motor

 

MITO 1
Al cambiar la marca de aceite que le he venido aplicando a mi vehículo este sufrirá daños:
Se puede cambiar de marca sin afectar el funcionamiento mientras se mantenga la misma referencia y especificación de calidad (SAE/API) indicada en el manual del vehículo.

MITO 2
Sólo puedo usar la marca recomendada por el fabricante de mi automóvil de lo contrario puedo dañar el motor:
Es adecuado usar la marca recomendada por el fabricante durante el tiempo que dure la garantía del vehículo para no tener problemas con la garantía, pasado este periodo se puede hacer el cambio de marca sin problema. Teniendo en cuenta no cambiar la referencia del aceite.

MITO 3
Al aplicar una referencia de menor viscosidad a la indicada, el motor quedará pasando aceite:
Debido a que las tolerancias en los cilindros y pistones están determinadas para trabajar con una viscosidad específica, al disminuir la viscosidad el motor puede quedar pasando aceite en una determinada cantidad.

MITO 4
Cuando el aceite está muy negro es necesario cambiarlo:
El color no es un parámetro suficiente para definir el cambio del aceite. Se deben tener en cuenta otros indicadores como nivel del aceite, textura, kilometraje del vehículo. Adicional un aceite se puede poner muy negro en poco tiempo debido a un alto contenido de aditivos detergentes en el aceite que al limpiar las piezas del motor remueven depósitos que oscurecen el aceite.

MITO 5
Los aceites monogrados son mejores que los multígrados:
Dependiendo de la aplicación se puede recomendar uno u otro aunque, existen estudios que evidencian una tendencia de los multígrados a ser mejores en muchos sentidos.

MITO 6
Entre más letras de referencias tengan los aceites es mejor, por ejemplo el SL, SF, SJ…:
La última letra de la especificación API indica un aceite diseñado para cumplir los requerimientos de lubricación de un modelo determinado de vehículo. En ningún caso indica que es mejor o peor. Lo importante es usar la especificación API correcta de acuerdo al modelo del vehículo.